Historia del Traje Charro

Si existe una vestimenta que identifica a los mexicanos en cualquier parte del mundo es sin duda el Traje Charro. Esta vestimenta resulta inconfundible en cualquier parte del mundo y se asocia a los valores y tradiciones del país así como conductas y actitudes del prototipo del varón mexicano.

el Traje Charro

Pedro Infante en traje de charro

El Traje de Charro vio sus orígenes según los historiadores en la segunda mitad del siglo XIX; los primeros que portaron este llamativo atuendo fueron los “chinacos” que eras los hombres que se dedicaban a las labores y faenas del campo; estos varones utilizaban este atuendo porque facilitaba sus trabajos mientras los cuidaban de las inclemencias del clima y otros factores como insectos y otros animales como las víboras o los roedores. El traje fue evolucionando hasta convertirse en el llamativo traje que ahora conocemos y que nos identifica como mexicanos aunque su origen también tenga raíces en los hacendados españoles.

Los chinacos eran un grupo importante durante la segunda intervención francesa en México y que se caracterizaban por poseer habilidades con la reata o cuerda y el manejo de lanzas y armas que lograron dar pelea al ejército francés. Este traje sufrió cambios desde su inicio y fue adaptado según las modas y las influencias de quienes lo portaban; de hecho el emperador Maximiliano de Habsburgo quedó fascinado con el atuendo y lo adoptó como una manera de poderse identificar  con los que llamaba sus “súbditos” y le agregó algunos cambios según la usanza europea.

el Traje Charro

Traje Charro, orgullo mexicano

Este traje charro cobró tanta popularidad y resultaba tan práctico que fue rápidamente adoptado en gran parte del territorio mexicano dándole una identidad a los mexicanos dentro y fuera del país. La vestimenta consta de sombrero de ala ancha, que fue creado con el propósito de protección del sol, el viento y la lluvia y que le da un aire de grandeza a quién lo porta debido a la ala ancha con el fue concebido, pantalón con chaparreras para protección al montar a caballo y en algunas ocasiones sirve como bolsa o para ocultar armas y objetos mas delicados, chaqueta con botonadura que permite una gran cantidad de diseños, materiales y colores, así como botines o botas según sea la labor para su uso, en algunos casos también incluye un zarape para protegerse del frío.

 

Existen tres tipos de traje de charro.

El primero es el de gala que se distingue por colores como el azul obscuro, negro o color gris en materiales como la gamuza, botonadura de plata de la cintura hasta al tobillo y sombrero galoneado. El segundo es el de etiqueta o gran gala que presenta colores mas bien obscuros o negro; sombrero de fieltro gris o blanco, chaleco con botones a juego con la chaqueta, cinturón con hebilla discreta de plata y botines negros. El tercero es el más común que consta de camisa de cuello volteado, pantalón con adornos de gamuza en los costados, sombrero de fieltro con adornos con chapetas, chaqueta de gamuza o casimir con tres presillas en cada manga, una corbata a combinación del traje y un broche con cierto lujo en el pecho. Estos tipos de traje fueron concebidos para atender a distintos eventos de índole social y principalmente para los trabajos del campo y el arte de la charrería que fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los charros durante la Revolución Mexicana fueron muy populares y se identificaban a grandes líderes como Emiliano Zapata con esta indumentaria que representaban también a una clase social menos privilegiada y asociada a los pesados trabajos del campo aunque en la actualidad su uso esta relacionado a quienes practican la charrería como deporte. En la Ciudad de México se encuentra un museo dedicado a la charrería donde se pueden admirar entre otras cosas hermosos y antiguos trajes de charro.

El traje se popularizó y trascendió fronteras gracias al cine y la televisión que presentaba al clásico varón mexicano que representa las características del varón de estas tierras enfundados en trajes típicos de las diferentes regiones del país que incluyen el sonido que producen las espuelas al caminar; estos personajes presentan al charro valiente, orgulloso, cantador, conquistador, devoto y trabajador como un ideal del “macho mexicano”, Pedro Infante, Jorge Negrete y Pedro Arméndariz dieron rostro entre muchos otros al prototipo del charro mexicano que portaron orgullosos lo que hoy se considera la vestimenta nacional más representativa del México mestizo.

Comparte:

Aquí encontrarás sólo buenas noticias sobre México y su gente. ¿No crees que es hora de destacar a los mexicanos que sobresalen, destacan y son un ejemplo a seguir, así como resaltar nuestras orgullosas costumbres y tradiciones? Nosotros tenemos esa meta. ¡Gracias por compartir!
COMENTA:
MEXICONTENTO México contento © 2019. Sitio realizado por: Creativos México Diseño Web