Crean mexicanos sustituto biodegradable del unicel

Alumnos egresados del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) lograron crear a partir de micelio de hongos y residuos agroindustriales un sustituto de unicel.

Radial Biomateriales es el nombre de la empresa mexicana que se creó como un espacio dedicado a proyectos de arquitectura y diseño con un enfoque de responsabilidad ambiental, económica y social. Esta empresa ha sido galardonada con premios nacionales entre los que se encuentra el Premio Nacional FedEx Crece tu Pyme y con el cual se hicieron acreedores a la cantidad de 475 mil pesos con el objetivo de continuar con su emprendimiento. Radial Biomateriales fue capaz de crear un producto llamado “Biocel” que es de origen 100 por ciento vegetal. Este material fue creado a partir de residuos agroindustriales como paja, trigo, maíz, café, caña de azúcar en incluso sargazo al utilizar el metabolismo de hongos que se funden con la materia prima del producto que  genera una estructura sólida que presenta ligereza, características aislantes al fuego y resistencia a impactos y que además es 100 por ciento biodegradable. El proceso de creación de “Biocel” tiene una duración de 25 a 30 días para ser utilizado. La cualidad principal de este producto es que los empaques realizados con este material son colocados directamente en la tierra y en un lapso de 30 días “Biocel” se integra al suelo y se transforma en abono con la ayuda de la lluvia y el sol. Para Radial Biomateriales es importante cuidar el medio ambiente así como utilizar los recursos naturales para la realización de sus productos y que regresen a la naturaleza: “Ya no necesitamos grandes fábricas y grandes cantidades de petróleo para realizar materiales o productos. En lugar de acabar, minar y explotar los recursos los cultivamos. Son los organismos vivos los que generan materiales”.

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) ha estimado que el consumo de productos de unicel en México es de alrededor de 125 mil toneladas anuales y que sólo el 3 por ciento de todo el total se recicla por lo que productos como “Biocel” resultan básicos en el impacto del cuidado del medio ambiente y sus repercusiones a corto, mediano y largo plazo en la generación de basura en la nación. El costo de producción de este material también arroja números positivos pues su elaboración representa al menos 40 por ciento menor en los costos de producción. En opinión de sus creadores ,“Biocel”,: “Puede generar economía alrededor del residuo de la región al reducir los costos de producción que resultan altamente competitivos en comparación con el unicel”; otro aspecto que destacaron sus creadores es que para la creación de este material también se puede utilizar el sargazo, que tiene un origen natural y es una excelente fuente de celulosa para el hongo: “Podríamos generar una solución en las costas del país que actualmente sufren por la presencia del sargazo y que es un problema económico y de turismo de gran importancia” han acotado los miembros de la empresa mexicana.

Alternativa biodegradable de unicel: Biocel / Radial

Los egresados del ITESO y que conforman Radial Biomateriales son: Daniel Díaz Tazzer Herrerías de Ingeniería Ambiental, Amador Duarte González y Ricardo Muttio Limas, ambos de la facultad de arquitectura y Rodrigo Martín Barrientos egresado de Ingeniería Financiera.

Por último Duarte González acotó que: “El consumo responsable ya no es una moda, es el reflejo de una realidad”.

radial biodegradable

Peligros del uso del unicel

Las nuevas restricciones ambientales en la ciudad de México se aplicarán a partir del 2020 y tienen el objetivo de reducir la cantidad de residuos contaminantes y estará prohíbido el uso de plásticos de un solo uso. El unicel es utilizado en un 75 por ciento en industria de construcción y embalaje y el resto es utilizado en la industria alimentaria en productos desechables; cabe recordar que el unicel es un material derivado del petróleo altamente contaminante y biológicamente no degradable; su principal derivado es el estireno que es un compuesto químico catalogado como cancerígeno según la Agencia de Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades de Estados Unidos de América (ATSDR). El unicel no puede ser biodegradado  por acciones de la naturaleza, lo que sucede con el unicel es que se fragmenta en piezas cada vez más pequeñas que se convierten en micro partículas. El desecho de unicel sólo puede ser desechado como relleno sanitario o incinerado y debido a las altas temperaturas para realizar este fin los vapores y  gases que emiten son muy dañinos según el Buró Nacional del Centro de Estándares para la Investigación del Fuego de Estados Unidos de América. En México sólo existe una fábrica para el reciclaje de este material y su capacidad es de 400 toneladas al año lo cual representa sólo el 0.00004% del unicel consumido en el país en contraste con las 125 mil toneladas de unicel que se producen en México lo que prueba que el reciclaje no es una opción realista para este material. El unicel que se arroja a los mares provoca bloqueos del sistema gástrico a las tortugas, peces y cetáceos que confunden este material con comida y les provocan la muerte.

alumnos iteso

Para los que integran Radial Biomateriales: “la siguiente etapa es migrar a una producción industrial donde se pueda satisfacer las necesidades del mercado”. “Biocel” aparece como una certeza para la protección y conservación del medio ambiente en México y el resto del mundo.

Comparte:

Aquí encontrarás sólo buenas noticias sobre México y su gente. ¿No crees que es hora de destacar a los mexicanos que sobresalen, destacan y son un ejemplo a seguir, así como resaltar nuestras orgullosas costumbres y tradiciones? Nosotros tenemos esa meta. ¡Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MEXICONTENTO México contento © 2020. Sitio realizado por: Diseño de páginas web en México