MEXICONTENTO México contento

Sólo buenas noticias de México

Carta de un Millennial sobre el terremoto del 19S

Terremoto 19S

Yo era de los que se burlaba un poco en los temblores; más que burlarme los llegaba a disfrutar. Siempre a manera de broma decía “más”, “uy, casi no se siente” o cosas por el estilo. Lo sentía como una atracción, que me daba un poco de risa al ver que otros la sufrían; me parecía, creo ahora, exagerada la reacción de aquellos que en verdad le tienen miedo a los sismos.

terremoto 19s 2017

Recién aprendí que un temblor o terremoto es cosa seria. Por supuesto que había visto fotos y videos de lo que había sido la tragedia del terremoto en México de 1985, pero una cosa muy distinta es verlo como algo que pasó hace mucho y otra cosa es vivir en carne propia un suceso similar por primera vez luego de veintitantos años de edad. Uno cree que nunca o dentro de mucho ocurrirá algo así. Inicia ya Octubre y aún luego de casi 15 días del terremoto del 19 de septiembre del 2017, sigo en shock.

terremotos 19s

Monumento a la madre, caído el 19S 2017.

Creo que es una ironía o una burla del destino que ocurriera justo el mismo día; expertos aseguran que la posibilidad de que la coincidencia se diera era menor a 5%. Yo no hice el simulacro que hubo dos horas antes. Estaba en unas oficinas pero me valió y no seguí los protocolos. Sí, sigo en shock porque la tarde de ese 19 de septiembre, poco después de la 1 de la tarde, yo estaba caminando sobre avenida Chapultepec en la Colonia Roma y viví tan de cerca el sufrimiento de tantas personas, independientemente del terror que sentí y que no quiero volver a sentir en mi vida. Desde entonces y hasta hoy, diario pienso en lo sucedido; no ha habido día en que no recuerde el derrumbe que recién se había dado cuando pasé por ahí, los cristales rotos en el pavimento, pedazos de bardas caídos, gente herida, ambulancias, tumulto. Me senté en la banqueta un buen rato, seguro más de una hora, hasta que pude reaccionar y me uní como tantos jóvenes de mi edad, a labores de rescate donde pude. Mi mente estaba paralizada y el miedo me recorría el cuerpo. Hablé con mis amigos y familia poco después (mi familia directa no vive aquí en la CDMX, pero si tengo algunos familiares no tan allegados). Tuve un amigo que perdió su depa; aún es uno de los damnificados. Desde ese día y hasta hoy, vivo agradecido con lo que tengo y con que no me haya pasado nada. Miles de personas están sufriendo aún y no sólo en la Ciudad de México sino en los otros estados afectados, sobre todo en Morelos.

Este ha sido el suceso más importante de mi vida pues aunque no sufrí un rasguño, siento que reviví. Revivieron mis fuerzas para luchar, redujeron mis ganas de quejarme por lo que no tengo. Me siento por primera vez orgullosamente mexicano luego de haberme unido junto a miles de brigadistas y vivir la solidaridad; me di cuenta lo grande que somos como pueblo, como sociedad, como personas, como hermanos; corroboré por otro lado también, con todo esto, que el Estado no estuvo a la altura, que el gobierno que tenemos no hizo ni la mitad de lo que ha hecho la sociedad. Todos corroboramos una vez más y desgraciadamente en una tragedia, la corrupción que hay (ya sabemos todos de lo que hablo, sobre las normas de construcción,  los espectaculares, etc.). Pero también creo firmemente que después de ese día nuestra sociedad cambió; tal vez era lo que necesitábamos. Nos siento más fuertes, unidos. ¿Para dónde vamos? Me pregunto ahora. Y ahora, el terror que me da además de que vuelva a temblar tan fuerte, es que nos olvidemos y regresemos a la comodidad, al conformismo al “no pasa nada” del todo pasa en México. Me da miedo, terror, que retrocedamos, que demos un paso atrás. ¿Para dónde vamos?

Sí, soy de una generación que aprende. Ser un milenial / Millennial o de la llamada generación Y no es como muchos piensan estar frente al celular y a los videojuegos todo el día o que el valemadrismo se apodere de nosotros. No, somos muchos los “milenials” comprometidos con querer un mejor país. Pero mi pregunta aún no tiene respuesta. Siento que cada día volvemos más a la “normalidad” de antes. ¿Era una normalidad?, nada será igual después del terremoto del #19S, ¿Hacia donde vamos?

Daniel Cruz Guido.

Terremoto 19/9 México

Comenta y comparte.

Comparte:
COMENTA:
MEXICONTENTO México contento © 2017. Sitio realizado por: Creativos México Diseño Web